Únicamente el 14% de las páginas web visitadas en España cumplen con el RGPD.

Las páginas web se han convertido en una ventana que las empresas utilizan para mostrar sus servicios al mundo. Es más, casi la totalidad de las personas buscan información en internet antes de contactar y contratar cualquier tipo de servicio. Por ello, hoy más que nunca es imprescindible invertir en plataformas digitales. Unas plataformas web en las que debe primar la originalidad, pero que han de contar con una información lo suficientemente simple y completa como para guiar al usuario sin confundirlo.

Y no estamos hablando sólo de exponer, sino también de comprar. Recordemos que el comercio electronico (venta online) se ha disparado en los últimos años. Aunque este tipo de negocio siempre ha sido tendencia de futuro, ahora estás más consolidado que nunca. No obstante, parta triunfar en este campo es necesario tener muy clara la política de atención al cliente a seguir, ya que eso será lo que destaque y, por ende, lo que permita abrir un hueco en el mercado.

Los usuarios, al acceder a una web valoran una navegación no intrusiva en su privacidad. He ahí una de las claves del éxito que muchas compañías descuidan, ya que, según un estudio de PrivacyCloud, sólo el 14% de las páginas web que se visitan en España han adecuado sus plataformas digitales al Reglamento General de Protección de Datos (“RGPD”). Adaptación que, además de vulnerar la legalidad vigente, cada vez más usuarios comprueban buscando proteger su información.

¿Qué tengo que hacer para adecuar mi página web al RGPD?

En primer lugar, si eres el titular o responsable de una empresa, ya deberías contar con un servicio especializado en Protección de Datos que debería proporcionarte una guía al respecto. Lo ideal es combinar contenido (jurídico), con navegación (informática), de tal modo que la página web cuente con los textos legales vigentes (Aviso Legal, Política de Privacidad, Política de Cookies, y Política de Compraventa – en caso de venta online), así como con los mecanismos necesarios para desactivar las cookies que afecten a la privacidad del usuario.

Pero, ¿qué son las cookies?

Las cookies son archivos digitales que individualizan un dispositivo cuando navega por internet, de tal forma que, según el tipo de cookie, se pueden recoger diferentes tipos de datos del usuario para ofrecerle una experiencia más personalizada. No deja de ser una forma de analizar el comportamiento de las personas, por lo que realmente muchas veces se está recopilando una información en la que el usuario debería tener control.

Ley de Comercio Electrónico.

La legislación actual contempla la Protección de Datos Personales (consentimiento expreso en el envío de comunicaciones comerciales, tratamiento de datos…), pero también la protección de los Derechos de los Consumidores (garantías). En este sentido, las empresas deben estar lo suficientemente identificadas (razón social, domicilio social, NIF, correo electrónico…), y deben ofrecer una información adecuada respecto a los trámites que se van a llevar cabo en el proceso de compra / contratación.

Y tu empresa, ¿tiene página web?, ¿ya estás adaptado al RGPD?

NOTICIAS RELACIONADAS

Sólo el 14% de las páginas que visitan los españoles ha adaptado sus cookies al RGPD.

Legislación vigente:

– RGPD [Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos)].

– LOPDGDD (Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales).

LSSI (Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico).

 87 veces vista,  6 hoy